Como reducir la posibilidad de padecer enfermedades

Los genes solo tienen un 25% de la responsabilidad de que una enfermedad se produzca. El otro 75% depende del estilo de vida y éste es totalmente modificable. ¿Qué podemos hacer?

Evitar la comida basura, y minimizar el consumo de la carne roja.
Es fundamental una dieta adecuada. Evita la comida basura y los productos refinados. Hay que recuperar la comida natural y eliminar de la dieta la bollería industrial y la comida preparada.

Potencia el consumo de frutas y verduras, cuantos más colores tenga la ensalada mejor, y minimiza el consumo de carne roja. Ante la duda, mejor el pescado que la carne.

Eliminar de la dieta los tres venenos blancos de la civilización actual.
Evita las harinas blancas o refinadas, el azúcar y la leche. Sustitúyelos por pan y cereales integrales no refinados y mejor leches vegetales como la de soja o almendras. Si eres adicto a los derivados lácteos es mejor que consumas los derivados de la cabra y de la oveja antes que los derivados de la vaca. Estos últimos son más perjudiciales para la salud.

Realizar ejercicio al menos cuatro veces por semana.
El ejercicio físico es fundamental para llevar una vida sana. Favorece la oxigenación de los tejidos, estimula la segregación de las hormonas básicas, quema calorías, mantiene en forma las articulaciones y tiene otro sinfín de beneficios. Realiza actividades físicas al menos tres o cuatro veces por semana.

Depurar el organismo al menos una vez al año.
El mero hecho de vivir conlleva un ensuciamiento progresivo de los tejidos. Por eso es recomendable realizar técnicas de depuración al menos una vez al año. La hidroterapia de colon es la mejor alternativa. También puedes estimular los órganos depurativos con plantas medicinales siempre bajo supervisión médica.

Vigilar las carencias y tomar suplementos recomendados por un médico.
La alimentación natural produce muchas deficiencias fisiológicas para las células del cuerpo. El abuso de las tierras de cultivo, el uso de fertilizantes químicos, errores nutricionales, etc, producen déficit de minerales esenciales. Es recomendable tomar suplementos vitamínicos recomendados por un médico en el caso de que tengas carencias básicas.

Hacer chequeos periódicos desde un enfoque biológico.
Como muchas enfermedades se incuban de forma silenciosa y cuando aparecen ya es tarde, es conveniente someterse a chequeos periódicos de salud desde un enfoque biológico detectando predisposiciones genéticas y de estilo de vida que puedan favorecer el desarrollo posterior de enfermedades.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada como , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>